Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

domingo, 19 de abril de 2015

Competir con la muerte

Me pregunto cómo sería la vida si abandonáramos la gran ciudad de la prisa constante, de listas de espera para que te perdonen la vida con condescendencia, de las colas para todo, del tórrido asfalto en verano, gélido y mortal en invierno, material con que se fabrica el rostro del capitalismo.

La ciudad en que te llaman parado por mucho que te muevas, que no eres nadie si no tienes nada, que eres un ladrón si no tienes papeles y vienes de fuera.

Cómo sería la vida sin esa ciudad que te constriñe, que te obliga, impone, modela, dirige... Corre, corre, corre... ¿Estás parado? Muévete, emprende, algo encontrarás, no te lo van a traer a casa, estudia, fórmate, envía currículums, no puedes rendirte, ¡¿ves?, has encontrado algo!, no importa que hayan pasado dos años y que sea un trabajo a 50 kilómetros a media jornada para el que te dejas la mitad del sueldo en transporte, lo importante es meter el pie, a partir de ahí ya verás, ya verás...Ya han pasado los dos meses de contrato con dos meses de prueba, pero no te han echado, que es lo importante, tienes que seguir, no te rindas ahora, corre, corre, corre, envía currículums, no te quedes en casa, es de perdedores, ¿crees que a los hijos de papá les regalaron algo?, bueno, sí, pero tú no eres un hijo de papá, no puedes rendirte, tienes que seguir, corre, corre, corre...

Me pregunto si repoblar los pueblos abandonados para volver a ser alguien, para poseer valores sin precio, para plantar esperanza en la misma tierra en la que crecieron árboles antaño, de profundas raíces y altas copas ahora, los mismos árboles que cobijaron a nuestros ancestros, servirá para repoblar la dignidad aniquilada por la ciudad inhóspita.

Una vez abandonada la meta inalcanzable que te impone el sistema, que consiste en hacer todo lo posible para que tu precio sea el más alto, hablar inglés, francés, chino mandarín, ruso, programar en java, en C++, ¡qué dices, eso era antes, ahora no se lleva!, ahora funciona el Joomla, el hebreo y la ingeniería gromenawer, podrás estar tranquilo.

Me imagino un lugar en el que importen tus conocimientos, no tus títulos. Que no tengas que demostrar constantemente lo que vales. Que no tengas que saber más que nadie: todas estamos aprendiendo.

Me imagino a millones de personas en España repoblando pueblos, generando energía a partir del sol, del viento y del agua, aprovechando la luz del día, aprovechando la vida, de espaldas a las multinacionales, abandonando la ciudad inhóspita y la paradójica carrera contra la muerte en la que el corredor va muriendo tanto más cuanto más corre, como hámster en una jaula corriendo en la rueda del capitalismo.

Me lo imagino y en mi imaginación siento que la vida fluye.



No hay comentarios:

Publicar un comentario