Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

sábado, 26 de abril de 2014

Col, repollo o berza

Col, repollo o berza

A menudo utilizamos la misma palabra para designar un alimento diferente, pero parecido.

Según la RAE, un sinónimo es un vocablo o expresión que "tiene una misma o muy parecida significación que otro". ¿Alacrán o escorpión?¿Odontólogo o dentista?

Por economía, una lengua no tiene diferentes palabras para el mismo hecho. Depende del contexto: para un habitante de una zona del planeta en la que no llueve mucho su lengua no tendrá ni una sola referencia a la nieve y tendría que referirse a ella como "copos de hielo" o algo así.

Seguramente un campesino alemán distinguirá entre varios tipos de coles y utilizará diferentes nombres, algunos muy locales y otros más genéricos y recogidos en el lexicón de la lengua alemana.

En Gran Canaria llaman porras a los churros y churros a lo que en Madrid son porras.

Destierro, expatriación, exilio y emigración comparten algunas similitudes, pero no son sinónimos.

El movimiento No nos vamos, nos echan  considera que su marcha del territorio español puede ser denominada exilio. Así se presenta Lara Hernández en su perfil de twitter.

Parece que si sales de tu país porque te mueres de hambre no es lo mismo que si sales porque en él no puedes desarrollar una de las carreras que has estudiado. Quizá sea un efecto colateral del ansia por el carrerismo universitario de los últimos años: nuestros padres, que no pudieron estudiar y tuvieron que emigrar, querían que estudiáramos para que nosotros no fuéramos simples emigrantes.

Con dos carreras, tres másteres y cuatro idiomas (todos fluidos, of course) no me puedes llamar emigrante. ¡Un respeto!

¿Pero qué diferencia exilio de emigración? El exilio se produce por causas políticas y la emigración para ganarse o buscarse la vida. Alguien que se va a EEUU, a Houston o Utah o wherever, quizá está aprovechando una oportunidad. También puede ser que alguien huya de su pueblo porque lo detesta, aunque no lo necesite económicamente. O se va a otro país por amor.

¿Cuál es el gran argumento para forzar el lenguaje y decir que la juventud de ahora  no emigra, sino que se exilia? Razonar de forma falaz que las causas políticas del exilio corresponden al todo, la Política, y que separar política y economía es propio del liberalismo.

Exilio económico, propone Hugo Martínez Abarca, haciendo referencia a "la radical separación entre lo político y lo económico": ¿quién hace una radical separación? Dintinguir entre exilio y emigración no es hacer una radical separación entre política y economía, como no lo es distinguir entre éxodo, destierro, expatriación o la situación de refugiado de la de asilado, etc., entre cuyos matices no voy a entrar.

Lo cierto es que si en España instauramos una república tal vez el rey se exilie, pero no creo que lo vaya a pasar muy mal económicamente y no por eso lo vamos a llamar emigrante.

Juanito Valderrama era neoliberal y no lo sabía. Seguramente, hoy votaría a UPyD o a Lara Hernández: no #Podemos saberlo.

jueves, 10 de abril de 2014

¿Eres de izquierdas?


Ves en la Sexta, cadena objetiva y neutral que trata la dictadura de Venezuela como lo que es: un pucherazo electoral de Maduro pagado con dinero cubano (o eso me ha dicho mi cuñado) que unos gamberros en Gamonal están rompiendo contenedores y escaparates de entidades bancarias, que, como todo el mundo sabe, no tienen ninguna culpa de la situación actual  ni de los 108.000.000.000 de euros de dinero público que han sido empleados para salvarlos. Tu reacción es:





  • a) ¡Gamberros!¿Eso quién lo paga?
  • b) Ese no es el camino: se puede protestar, pero así no.
  • c) ¡Pero qué mierda es ésta!

Tu opinión ante el drama de los miles de familias desahuciadas es:
  • a) Yo pago mis deudas. No se puede gastar más de lo que se tiene.
  • b) No podemos saltarnos la legalidad vigente.
  • c) ¡Pero qué mierda es ésta! 

Tu opinión sobre el asunto de las preferentes, que consiste básicamente en que la banca se estaba descapitalizando y estafó a los pequeños ahorradores para apropiarse de ese capital, los ahorros de toda una vida, para poder optar a créditos del BCE, entre otras cosas, es:

  • a) Yo me leo la letra pequeña de todo.
  • b) El PSOE lo está dejando en manos de UPyD
  • c) ¡PERO QUÉ PUTA MIERDA ES ÉSTA! 


Si has respondido b), gracias, Beatriz Talegón, por perder un par de minutos de tu valioso tiempo: continúa salvando el planeta.

Si has respondido a) eres una persona que sabe lo que quiere e inconmovible: estos pobres les das un día sopa de fideos y acaban pidiendo arroz: ¡eso no puede ser: siempre ha habido clases!

Si has respondido c) eres de izquierdas, aunque no hayas leído a Marx ni sepas si Gramsci es un italiano que juega a fútbol, cantante de opera o un actor italoamericano como James Gandolfini. Pero ten cuidado: el cuñadismo talegonista de la Sexta te puede hacer dudar de que si te esfuerzas lo consigues. ¿Crees que Cospedal, Esperanza Aguirre, Ana Mato, la familia de la duquesa de Alba, la familia real, etc., se han esforzado? No lo dudes: esos #LET que hablan de esfuerzo y meritocracia no provienen del África subsahariana precisamente y la mayoría tienen títulos académicos comprados en universidades privadas. ¿Un ejemplo? Carromero. Todo el mundo tiene el graduado escolar, pero Carromero ni siquiera tiene la correspondiente etiqueta de anís del mono, sino el sello de Esperanza Aguirre.

















Luis Martín-Santos
Tiempo de silencio
ed. Seix Barral, 3ª edición 1986, pág. 50

In memoriam de mi ex suegra, que se murió de cáncer en diciembre gracias a un sistema sanitario precario que el neoliberalismo quiere precarizar más y que trabajó toda su vida, TODA SU VIDA, que se dice pronto, para obtener a cambio escasas y breves satisfacciones.