Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

sábado, 3 de marzo de 2012

Culpar a la víctima

El análisis centrado en la persona tiende a atribuir la causalidad de los hechos a los individuos y sus características, lo que en el fondo es consecuencia de su ideología liberal-burguesa. Los problemas sociales se convierten así en problemas de personas, y los problemas políticos en problemas de caracteres o personalidades. Se incurre en el personalismo a todos los niveles, tanto para el éxito como, sobre todo, para el fracaso. El problema es la "vagancia" de los campesinos, las tendencias paranoicas de los políticos o el carácter sociópata de los terroristas, y no los conflictos estructurales de fondo. De este modo, las soluciones sociales y políticas recomendadas por este tipo de análisis tienden siempre a asumir como intocable el sistema social establecido y a estimular a los individuos a plegarse a sus exigencias. 
 Martín-Baró I. (1983): Acción e Ideología. Psicología social desde Centroamérica, p. 24. San Salvador: UCA Editores.

Mencionado en Blanco, A., Caballero, A., y de la Corte, L. (2005). Psicología de los grupos, p. 393. Madrid: Prentice-Hall.

© Sin autorización.