Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

martes, 28 de febrero de 2012

En misa y repicando. Hoy, la reforma laboral de Marianico

Rosell admite que habrá usos 'no exquisitos' de la reforma laboral


El PP sigue la senda iniciada por Zapatero en mayo de 2010: reforma laboral a tope de power, más recortes, aceptan a Amaiur y Bildu como partidos legales... Adoptan como propia la política que denostaban y despreciaban cuando estaban en la oposición: es el inveterado e incorruptible doble rasero de la derecha, que heredan de la secta católica, la otra cara de la moneda: por una lado la cruz y por el otro el careto del rey. 

Ahora bien, para reanimar la economía, imponen por decreto una amplia y profunda reforma laboral que, en caso de conseguir algo, lo hará como muy pronto el año que viene: el 2012 va a ser el año de los despidos a mansalva. Se pretende evitar el cierre de empresas, pero con el aumento del paro la economía se estancará aún más y las empresas cerrarán igualmente. ¡Digo yo... no sé! Pero supongo que estos del PP deben de saber lo que se hacen: presupuestos cuando ya hayan ganado las elecciones de Andalucía y dominen todas las comunidades autónomas y aguantar el chaparrón de 2012 con la advertencia de que un déficit de un 8'5% en vez del 6% no les deja opción y, por consiguiente, la culpa es de Zapatero (en último término siempre se acaba echando la culpa a Stalin). Supongo que para 2013, fruto de la flexibilidad laboral se reactivará la contratación y para las próximas elecciones generales ya podrán presumir de haber rebajado el paro y el déficit: tal vez sean ésas sus previsiones.

A mí, que no soy vidente, me hace pensar en esa sentencia sistémica que dice: "la operación ha sido un éxito, el paciente ha muerto". 

6 comentarios:

  1. Yo temo que se den más usos "no exquisitos" que "exquisitos".
    Basándome en mi experiencia laboral, en las de otras personas que he ido conociendo en los últimos años y en el propio corto de las ETT que colgaste en el blog hace poco, pre-reforma laboral ya existía ese concepto de "trabajador prescindible/sustituible", y con tantos parados deseando un trabajo, más todavía. Si esa amenaza planeaba sobre la cabeza de los trabajadores (repito, en lo que yo he ido conociendo, en diversas empresas privadas), ¿cuánto más no planeará ahora que les sale más barata la sustitución - o ni eso, la eliminación -?
    Veo en la reforma mucha incertidumbre para los trabajadores, que a poco que se les acerque un virus "y se cojan un resfriado", pueden terminar en la calle por ausentarse poco más de una semana.
    En el caso de los trabajadores, ¿qué inversiones o gastos más allá de los imprescindibles van a atreverse a hacer si viven con mayor incertidumbre su continuidad en el puesto de trabajo? ¿Qué crédito darán a los trabajadores que presenten contratos en empresas que pueden ajustar su sueldo y reducirlo en función de lo que le convenga al empresario? ¿Cómo usarán las empresas periodos de prueba tan largos como un año?
    Las empresas tienen que sobrevivir a la crisis para poder dar empleo a los trabajadores, pero si a los trabajadores no se les da trabajo para que la empresa sobreviva, ¿de qué gastos de la población vivirá la empresa si los trabajadores no tienen para comprar?
    Yo veo una pescadilla que se muerde la cola.
    Se me ocurre que, tal vez, en vez de facilitar los despidos y empeorar las condiciones de contratación de los trabajadores, se podría incentivar y apoyar a aquellas empresas que demuestren que pueden reducir gastos y mantener a los trabajadores o realizar contrataciones de una forma creativa. Es decir, en vez de recortar en empleo, estudiar a fondo en qué se van los presupuestos de las empresas y analizar si se podrían optimizar mejor los recursos.
    Tal vez sea un ejemplo un poco "casero", pero si se hacen cosas "medioambientales" del estilo de "reducir, reutilizar, reciclar", ya se están realizando menos gastos... ¿Cuánto gasta una empresa en informes y papeles impresos por una sola cara? ¿En tinta? ¿En duplicidad de trámites por una mala gestión? ¿En alquileres de espacios tal vez demasiado grandes para la labor que se desempeña? ¿En potentes equipos técnicos consumiendo energía a todas horas cuando se puede trabajar con menos? ¿En licencias de programas informáticos cuando existen opciones de código libre igualmente funcionales y mucho más rentables (y ya de paso, universales)?
    En las casas tenemos que ingeniárnoslas con el presupuesto que hay para mantener los gastos básicos y además "no echar a nadie de casa", sino que todos siguen bajo el mismo techo y alimentándose y viviendo. Estoy segura de que antes que recortar en los servicios básicos y en los trabajadores, hay otros gastos en los que se podría emplear el ingenio para que se redujesen y sería interesante, creo yo, que se apoyaran iniciativas empresariales de este tipo.
    Creo que sería una forma de compensar la balanza en la que se pone la reforma laboral pues los incentivos se logran si se mantienen trabajadores o se emplean trabajadores (lograr beneficios para la empresa) y el hecho de despedir, aunque sea con más facilidad para ellas en caso de que lo precisen, o de hacer contratos que a los empresarios les den más seguridad - que no al empleado - no daría nada extra como contrapartida. Tal vez el trabajador sintiera más seguridad y se esforzara más por identificarse con la empresa y trabajar para ella si ve que, aunque sea por motivos ajenos a él, ésta se va a esforzar en mantenerle dentro de la plantilla antes de despedirle cuando se vean con dificultades...

    ResponderEliminar
  2. el año de prueba es para las PYMES que contraten a personas menores de 30 años y las tengan 3 años por lo menos, porque se beneficiarán de una bonificación de 3000€, pero si sólo si los tienen esos 3 años.

    En tu casa no puedes echar al abuelo ni matar al gato, pero una empresa no es una ONG que tenga que alimentar a los currantes que con su holgazanería han llevado a la quiebra a la empresa, dirigidos por Zapatero, quien a su vez es una marioneta gobernada por Rubalcaba, el Dios de los ateos, rojos y maricones.

    En esta web, entre otras (por no leer entera la puta reforma en PDF), explican las principales características de la misma: http://www.rtve.es/noticias/20120210/cuestiones-esenciales-reforma-laboral-2012/497377.shtml

    ResponderEliminar
  3. +++ pero una empresa no es una ONG que tenga que alimentar a los currantes que con su holgazanería han llevado a la quiebra a la empresa, dirigidos por Zapatero, quien a su vez es una marioneta gobernada por Rubalcaba, el Dios de los ateos, rojos y maricones. +++

    ¿Y a los currantes-currantes-currantes? :D

    Gracias por el enlace. Aún no lo he leído, pero iré revisándolo para enterarme mejor (no tengo tiempo, ni humor, para leerme todo el tocho pdf... jejeje... aunque se supone que uno tendría que ir directo a la fuente, pero como me da poco de beber, me tiraré por un sucedaneo de fiar :p )

    ResponderEliminar
  4. El viernes pasado, en un programa de La Sexta que creo que se llama "La sexta columna", uno de los entrevistados indicaba que es negativo para un país enviar a sus trabajadores al extranjero a trabajar puesto que desde el estado se invierte en la educación de esas personas y su trabajo no repercute posteriormente a las arcas del mismo, por lo que se genera una pérdida económica y de talento al mismo tiempo... Bueno, dicho con otras palabras, pero esta era la idea... Es que no sé dónde encontrar ese trozo de entrevista y además no vi el programa entero.
    El tema me hizo pensar en lo negativo que resultan ideas como las de "que los trabajadores han de ir a Laponia" expresadas, además, como un reproche hacia los trabajadores. Los trabajadores se están yendo del país, especialmente los más formados, buscando oportunidades. Si se anima a los trabajadores a irse fuera del país a trabajar, no hay que reprochar nada a los trabajadores todo lo contrario, a las empresas, que son incapaces de crear trabajo dentro del propio estado. Son ellos los que no están ofreciendo nada interesante, sólo contratos basura, y en eso van a dejar a España, en un país con contratación pobre, donde no hay inversión en tareas que requieran "cerebritos" que por otro lado, masifican universidades en busca de mejores oportunidades como, a la vez, sugiere el gobierno: "lo que hay que es que formarse y cuanto más te formes..." (respuesta que dio el propio Rajoy a una chica que consultaba sobre las oportunidades que podría ofrecer el estado a personas como ella que fueran a licenciarse en breve)

    No sé si este hilo es el más adecuado para esta reflexión (busco pero no encuentro mención a lo de Laponia y no recuerdo si lo mencionaste o lo leí en otro sitio) pero me parecía interesante hacer ese matiz porque lo que echan en cara a los trabajadores como supuesta falta de interés para irse a trabajar a otros países es un reproche que podría volverse en su contra pues fomentar que el trabajador se vaya fuera en vez de fomentar puestos de trabajo dentro repercute económicamente en un Estado que invierte en la formación de sus futuros trabajadores y considero, yo, que ese tipo de gestión no da confianza a los mercados para invertir en nuestro país más allá de la inversión de mano de obra barata y con condiciones de trabajo precarias. ¿Hacia donde queremos ir? O, mejor dicho... ¿Hacia donde quieren ir ellos: políticos, empresarios y demás personas que manejan el poder y el dinero?

    ResponderEliminar
  5. El gilipollas de turno, José Luis Feito, no alude a la falta de interés por salir de España, sino por trabajar en general. Aquí tienes la noticia (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/20/economia/1329751017.html): la idea es retirar al parado la prestación que esté cobrando si rechaza una oferta de trabajo, por poco que le guste, bien porque esté lejos (Laponia quiere decir, por ejemplo, Móstoles), bien porque te salga más caro el collar que el perro: por ejemplo, Móstoles a turno partido 4 días a la semana con un sueldo base de salario mínimo interprofesional.

    ResponderEliminar
  6. La cuestión es que la prestación por desempleo no es un regalo que te hagan, sino un dinero que te pertenece y que, sólo bajo determinadas circunstancias, te es dado... Así que obligarte a coger trabajos que te llevan a una calidad de vida peor de la que tienes cobrando el paro mientras buscas un empleo más acorde, no creo que sea justo.
    Directamente eliminan que tú puedas gestionar tu propia vida y hacer tus propias cuentas... decidiendo entre alternativas porque te quitan, precisamente, alternativas: "¿Quieres pan o pan?" "Joder, ¿ahí no había un bizcocho?" "Calla y elige, que encima que te dejamos a ver si te vas a poner tonto..."

    ResponderEliminar