Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

viernes, 13 de enero de 2012

El doble vínculo de los agentes económicos de la crisis

La hipótesis del doble vínculo fue desarrollada por BATESON  y sus colegas en 1956, en su investigación sobre las estructuras de comunicación de familias que tenían un miembro con diagnóstico de esquizofrenia. Un doble vínculo es una situación en la que, haga lo que haga una persona, no puede "ganar".


Fuera del ámbito psicoterapéutico, un ejemplo de doble vínculo es el del camello que dice a su cliente, "Deberías controlarte", mientras hace entrega de la mercancía. Es una situación en la que se exhorta a una persona a que haga una cosa y la contraria. 


Con el nuevo gobierno de España, tenemos un doble vínculo gubernamental, lo cual puede contribuir a que algunas personas abran los ojos, si es que ello es posible. Ahora resulta que la culpa de la crisis la tenemos los pobres, que, como àvidos drogatas, no hemos sido capaces de abstraernos de comprar pisos y pedir esos créditos con los que hemos engordado a esa piara de cerdos capitalistas.


Para empezar, la asignación de la cartera de economía a Luis de Guindos. Guindar es robar, luego la economía española va a pasar a manos de Luis de Robos. Un atracador, un delincuente, un ladrón a escala internacional. 

Durante la época gloriosa neoliberal del PP, cuya simbología podría ser representada por la ceremonia de la boda de la hija de Aznar, una boda digna de un jeque árabe y de países como Yemen del sur o digna de un señorito andaluz durante la España franquista de los 50, se gestó el embarazo español de la crisis, aunque los que la preñaron echan la culpa a los que la parieron y ahora se ponen manos a la obra a salvarnos de ellos mismos. 

Es como si el camello que nos vende la cocaína nos salva de una parada cardiorespiratoria para poder seguir con su negocio, con la diferencia de que mientras estemos ingresados en el hospital primero y la clínica de desintoxicación después tendremos que pagar la deuda acumulada al camello, que seguirá con su ritmo de vida opulento.



Hay que empezar a defenestrar y decapitar, metafóricamente, a tanto hijo de puta corporativo.



2 comentarios:

  1. Hacía mucho que no escribías una nueva entrada y ya estaba echando en falta leer tus reflexiones :)
    Con el enlace que pones y la introducción que haces sobre “el doble vínculo” me has sacado de un error: pensaba que esa teoría era de Watzlawick, no de Bateson, aunque no estaba muy desencaminada pues los dos pertenecen “a la misma escuela”.
    Por otro lado, aunque el ejemplo del camello con el cocainómano está muy bien para explicar en qué consiste el doble vínculo, no sé si es justamente esto lo que estaría haciendo el gobierno ya que poco nos está salvando sino más bien, está salvando el culo de sus amigos y sus negocios a costa de los pobres y sin darnos ni una miga a cambio.
    Vamos, que el camello salva su negocio manteniendo vivo al cocainómano aunque sin importarle su nivel de salud (y sin importarle él, realmente, sino su dinero) y le da algo a cambio (su droga) aunque eso sea el doble vínculo pues le dice que tenga cuidado... A “los pobres” no nos dan nada a cambio: nos piden que nos ajustemos el cinturón, nos quitan cada vez más dinero... Salvan su negocio y no nos dan trabajo, nos quitan los beneficios que se habían logrado en años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos han metido como ministro de Hacienda a un representante de la Mafia Capitalista Internacional: entre eso y el Vaticano, tenemos al enemigo dentro. Luis de Guindos es nuestro camello.

      Eliminar