Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

domingo, 20 de noviembre de 2011

Así se las ponían a Fernando VII: ¿avalancha pepera?

Han sacado 660.000 votos más que en las últimas elecciones. No es poco, algo más de un 6% más, pero la avalancha viene dada por la debacle del PSOE, que ha perdido más de 4 millones de votos y eso sí que no es moco de pavo. IU ha vuelto a subir y UPyD ha sacado un millón de votos de los que ha perdido el PSOE. El injusto sistema electoral español concede 7 escaños a Amaiur, con sólo 330.000 votos, y 16 a a CiU, con medio millón de votos menos que IU. 

Lo acojonante es que Rajoy se lo ha llevado muerto: "Así se las ponían a Fernando VII". Sin esfuerzo, sin programa y sin novedad alguna salvo la de autoproclamarse como "el cambio": si Rajoy es el cambio o el PP representa cambio alguno entonces Rouco Varela es un ferviente defensor de los derechos de los gays y transexuales. 

No hay nada nuevo en el PP: si miramos más allá, donde está escondido el programa, vemos el careto de Aznar y los piños de su mujer, que va a llevar la alcaldía de Madrid, para regocijo de homosexuales, inmigrantes y rojos. 

En 2004, que perdieron cuando España iba de putísima madre gracias al crédito, endeudada hasta las cejas, perdieron y sólo fueron votados por 9.630.512, 1'2 millones menos, lo cual nos puede dar una idea de que el PP tiene un núcleo básico de unos 9'6 millones que van a votar pase lo que pase... A no ser que Aznar hubiera sido procesado por crímenes contra la humanidad, pero en este mundo en que los EEUU pueden asesinar impunemente a quien quieran y llamarlo justicia y Garzón puede ser incausado por intentar investigar los crímenes del franquismo, dudo mucho de que haya algo que puede restar un solo voto nacionalcatólicos a esos fervientes seguidores del PP y de (San) Escrivà de Balaguer. 

Ya veremos en qué queda el caso Gürtel, pero todo parece indicar que el chivo expiatorio ya está en el corredor de la muerte esperando una sentencia que para cuando llegue a nadie le importara una mierda. 

De todas maneras, regocijémonos: no hay mal que por bien no venga. En la naturaleza, los animales que no se adaptan al medio, sucumben, se extinguen. El PP va a aplicar fórmulas antiguas, provenientes de su instinto reaccionario, a problemas nuevos, a saber, la primacia del poder financiario sobre el poder soberano de los pueblos. En eso va a fracasar, como no se puede esperar otra cosa de esta panda de ególatras conservadores que creen que la vida es como una especie de foto fija que hay que alcanzar y mantener, cual foto de familia, cuando en realidad la vida es movimiento, progresión, es una sucesión de fotogramas y esa sucesión es precisamente la que da estabilidad, como el balanceo del equilibrista es el mecanismo imprescindible para mantener el equilibrio. Estos se van a caer, porque no entienden de efectos sinérgicos de los grupos humanos, que van más allá de los puros recortes y juegos de sumas a cero en los que cuando gana uno es porque pierde otro. Se van a caer porque no entienden porque quieren ganar siempre, como si los demás fuéramos tontos, y porque no saben que se puede jugar de manera que ganemos todos. Se van a caer porque creen que para mantener el equilibrio hay que quedarse quieto. 

Más allá de esta mayoría absoluta hay un movimiento social que lucha precisamente contra esa expansión del poder de los mercados. 

Ahí estamos. Ahí debemos estar las personas de bien que nos preocupamos de las personas y no de nuestro propio ombligo. Ahí vamos a estar las personas que sabemos que cuando uno gana no tiene que ser a costa de que otro pierda. 

P.s.:  El PSOE obtuvo en 2008 11.289.335 votos y 169 escaños;
           El PP 10.830.693 votos en 2011, es decir, 458.642 menos que el PSOE en 2011, pero ha obtenido 186 escañazos: ¿cómo te quedas? ¡Con el culo torcido, como no puede ser de otra manera!

P.s. II: El PP se ha movido en una horquilla de alrededor de 600.000 votos, entre 9'7 y 10'3 millones de votos; estas elecciones han pegado un salto de 552.683 más hasta los 10'8: ése es el "tsunami azul", un techo que el PSOE había superado las pasadas elecciones.  En  otras palabas, la inacción de Mariano Rajoy junto la gestión del PSOE ha conseguido movilizar a 552.683* personas más, puesto que en España hay un base sólida de 10 millones de nacionalcatólicos que van a votar al PP pase lo que pase.

P.s.III: Como dice Ignacio Escolar en Cinco claves sobre la crisis del PSOE:
4. Otra anomalía española: a pesar del hundimiento socialista, el PP sólo ha logrado medio millón de votos más que en 2008, cuando perdió. Rajoy apenas ha sido capaz de ilusionar más allá su parroquia habitual. Pero esto también demuestra que el PSOE se ha despeñado incluso frente a un candidato con poco carisma y escaso tirón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario