Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

jueves, 19 de mayo de 2011

Los que se cuelan

 

El alcaldable del PP promete «expulsiones» de inmigrantes y una mayor presión policial 

 

 Como Faemino, que no se está colando, los políticos demagogos no son xenófobos ni racistas, sino que procuran el bienestar de su pueblo, aunque sea en detrimento de los derechos de los miembros de otros pueblos. No son clasistas: son los marginados los que se automarginan y los pobres los que prefieren vivir en la miseria; están a favor de la lucha de clases, pero dicen que la caridad empieza por uno mismo, aunque algunos no tienen ni por dónde empezar; no son etnocéntricos, sino que los del tercer mundo, como su propio nombre indica, son salvajes y subdesarrollados.

 

Los políticos demagogos pervierten el significado de las palabras: democracia, igualdad, libertad de expresión, derechos humanos… Quedan hueras, como las pieles abandonadas de las víboras en tiempos de mudanza. Porque la piel nueva la quieren para ellos mismos: “España es nuestra, nos pertenece, nos la merecemos, merecemos todas las fortunas”. 

 

Democracia, sí, pero para los que saben votar: ¿cómo va a valer lo mismo el voto de un perroflauta que el de una persona de bien? Libertad, sí, pero para los que saben usarla, pues luego pasa lo que pasa, como los abortos: si eres pobre, pares; y si tienes dinero para abortar discretamente, abortas: haber elegido bien a la hora de escoger entre pobreza y riqueza; nada de educación sexual, no sea que la juventud disfrute saludablemente del sexo, cosa que algunos adultos no fueron capaz de hacer*. Libertad de expresión, sí, pero para los que dicen cosas interesantes, como Rouco Varela, Aznar, Jiménez Losantos: se dice de ellos que dicen “verdades como puños”: es normal, se debe al dogmatismo, que supone que existen verdades absolutas, por eso nos llaman a los librepensadores “relativistas morales”. Derechos humanos, sí, pero para los seres humanos, es decir, los normales, los diestros, los católicos, los blanquitos, los heterosexuales...

 

Los diferentes, los minoritarios, los marginados, los subdesarrollados, incivilizados, expoliados, humillados, vencidos, desvencijados, enajenados, masacrados, desposeídos de dignidad, no son humanos, así que no se les aplica todos esos derechos que sí poseen los que se cuelan.

 

* “Si disfrutas, es malo”, principio no escrito del puritanismo. Corolario: el gozo de los otros también es malo. Moraleja: El perro del hortelano es el paradigma.

 

2 comentarios:

  1. Hola,
    Me he pasado por tu blog. Compruebo que somos muchos los hartos, y que a varios se nos ha ocurrido la misma forma de verbalizarlo. Un blog, y por lo menos a desfogarnos.
    Ánimo, cada vez seremos más y al final, todos juntos les haremos saber que se les han acabado los días de impunidad.
    Un saludo
    Miqueas

    ResponderEliminar
  2. Bueno, si tienes una iglesia para predicar también viene bien. :-P Saludos

    ResponderEliminar