Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

lunes, 28 de febrero de 2011

Los inteligentes han construido el mundo. Pero quienes lo disfrutan y triunfan en él son los imbéciles

El gorila más fuerte y robusto del grupo no podrá transmitir su vigor al ejemplar más débil; la gacela lenta no tiene forma de beneficiarse de la velocidad de sus congéneres más rápidas. Pero el más tonto de los hombres sí se beneficiará de las invenciones de sus semejantes geniales. En el momento en que los descubrimientos de las mentes más dotadas entran a formar parte del patrimonio cultural de toda la comunidad, incluso el imbécil participará de ellos, de un modo u otro. La inteligencia llevó a un hombre excepcional a descubrir el fuego, pero alrededor de esa hoguera se calentaron también los imbéciles.

Elogio del imbécil
 Pino Aprile

lunes, 7 de febrero de 2011

Ande yo caliente/ Maricón el último

Muchas personas se agolpaban en la puerta de un colegio, a la hora de la salida, mirando hacia el patio, donde había una ambulancia. La mayoría de esas personas eran madres desesperadas que querían tener noticia de sus hijos. Finalmente, se llevaron a una niña que parecía que había sufrido un ataque de epilepsia. Una madre dijo:

-        “Yo cuando he visto que no era mi hija me he quedado tranquila”.

Ésta es la postura conservadora en España: la clase media posee bienes materiales de diversa índole y en las circunstancias actuales prefieren conservar lo poco que tienen, que en realidad es mucho, a pensar en los problemas del planeta Tierra, como el Hambre, la Contaminación, las Guerras, etc. 

Mientras el PSOE aplica medidas neoliberales impuestas desde fuera para paliar la crisis y enderezar el rumbo económico, el PP hubiera hecho E-XAC-TA-MEN-TE lo mismo, sólo que no hubiera descontado de las empresas los 400€ del IRPF, ni hubiera dado el cheque bebé de 2500€ a las madres, ni los 420€ a los parados que se hayan quedado sin ayudas.

Una cosa es predicar y otra, dar trigo, y la clase media española cree que no estamos para dar trigo. Así, a pesar de que Rajoy quedaría primero en un concurso de mediocres, votaremos al PP porque necesitamos que alguien se ocupe de nosotros primeros. Al parecer, ya nadie recuerda la boda de la hija de Aznar, un fasto digno de cualquier dictador de cualquier país del mundo de cualquier época, pagado con dinero público y organizado por las empresas de Correa. Es como poner el zorro al cuidado de las gallinas porque, debido a una especie de Alzheimer social ya no nos acordamos de los 4 años de aznarato. 

Más vale malo conocido que bueno por conocer, that's the question.

Como dijo Lorca, maricón el último.