Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

martes, 8 de diciembre de 2009

Falacia del hombre de paja

La falacia del hombre de paja es una forma de la falacia conocida como argumentum ad logicam. Consiste en "poner en la boca" del interlocutor argumentos que nunca dijo. Posteriormente, se rebate ese argumento inventado dando la sensación de que se "ganó" la discusión. (De la Wikipedia)

En esta estrategia se basa el 99% de las argumentaciones de Rajoy.

El 1% restante consiste en los futuribles no cumplidos. Si el gobierno actúa de una manera X se le critica que no lo haya hecho de manera Y, Z o W, que a posteriori parecen mejores opciones. Si por lo que sea la opción X es buena, tampoco se le reconoce mérito alguno porque es de sentido común o, en cualquier caso, es la labor del gobierno. No obstante, eso ocurre en contadas ocasiones.

Rizando el rizo se da mucho lo que en psicología sistémica se llama doble vínculo. Por ejemplo, la señora Cospedal que, dicho sea de paso, tiene más de un polvo, critica la presencia de presidentes autónomos en el día de la Constitución porque eso demuestra que tienen que esconder no sé qué. De manera que serán criticados si acuden porque esconden algo y si no acudieran porque son unos separatistas.

En esa línea dejó claro Rajoy su postura cuando el gobierno tenía contactos con ETA y vino a decir que si ETA ponía bombas es que el gobierno había cedido y si no las ponía es que el gobierno había concedido, creo que Navarra, ni más ni menos.

Naturalmente, este rasero no se lo aplican a ellos mismos. Cuando Aznar engañó a todos los españoles pidiendo que le creyéramos cuando decía que había armas de destrucción masiva en Iraq no tuvo ningún reparo en decir cinco años después que todo el mundo creía eso.

La derecha es especialista en manejar la propaganda: la Iglesia domina esta técnica desde la Baja Edad Media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario