Páginas vistas en total

ALFON LIBERTAD

viernes, 21 de agosto de 2009

Trolls (I)

Es díficil definir un troll. En internet, un troll es alguien molesto y en la obra de Tolkien, El señor de los anillos, es aquel bicharraco que ataca a los hobits en Moria.

En la sociedad industrial, en nuestra sociedad occidental, capitalista y consumista (¿qué diferencia habrá?), un troll, para mí, es una persona que, básicamente, consume. Es una boca. Es un juego de piños (dientes) y, por supuesto, un culo en cagada constante.

No sólo eso: es un trozo de carne con ojos. Es un homínido bípedo, inculto, insensible, sin conciencia social, primario. Donde caga deja la mierda, dicho sea en sentido extenso. Dejan rastros de su consumo por doquier. Y, como los rapes, consumen todo lo que se les dé: televisión basura, música basura, cine basura, comida basura y basura basura. Así como las bacterías que se usan para degradar los detritos, estos bichos se usan para dar sentido al consumismo.

Hoy venía escuchando música en mi mp3 (últimamente estoy escuchando rock progresivo de los 70) y vi a los lejos una niñita de unos 5 o 6 años. A su lado, un hijo de puta fumaba mientras palmeteaba un culo semiplano de una troll hembra sin caderas (han sido absorbidas por unos michelines adbominales en constante expansión) que se encontraba al otro lado de la niña. Ésta ha hecho lo propio con el troll hembra, esto es, ha dado un par de cachetes en el culo a su puta madre y el comentario de esta pieza de carne ha sido: "¡Tú eres gilipollas o qué te pasa!". Con cara de asco, como si su hija fuera un castigo, una niña preciosa, rubita, de unos 5 o 6 años.

Hay gente obsesionada con tener hijos biológicos. Gente egoísta a la que importa una mierda lo que vaya a encontrar su hijo o hija cuando llegue. Gente que no tiene en cuenta que para el año 2050 seremos 9.000 millones de seres humanos, la mayoría, indios, que son como los católicos pero follan más.

Cuando no lo consiguen, se dejan todos los ahorros para ir a China, Vietnam, Rusia, Zimbabwe, Colombia, Bolivia o donde sea para conseguir una mascota humana que los eleve a la categoría de Mejor Persona, ya que la categoría Buena Persona que se consigue con la obtención de un perro no es suficiente para que se sientan realizados.

Aun así, para el niño o niña es mucho mejor ser parido o adoptado por un tarado posesivo de estos que lo sobreprotegerá y lo hipervacunará que ser víctima de una familia de trolls.

No obstante: así es la naturaleza. Para parir no hace falta tener título de ningún tipo. Además, El Vaticano lo auspicia. Ya sabéis: si no queréis contagiaros del Sida no uséis preservativo.

¡Consigamos entre todos los 10.000 millones para 2100!

Al final, quiero decir, al final de todo, van a tener que hacer oposiciones para entrar en el Cielo o sólo entrarán los verdaderamente católicos.

Yo he donado mi cuerpo a la ciencia, por si acaso.

1 comentario:

  1. En la página 4 hay un par de ejemplos de comentarios "troll", o eso creo yo: que se ajustarían a la categoría que explicas :o)

    http://estaticos.20minutos.es/edicionimpresa/madrid/11/02/MADR_16_02_11.pdf

    ResponderEliminar